Cuáles son los pros y los contras de alquilar un inmueble amueblado

  • hace 2 meses
  • 1

En un país como el nuestro, en el que tradicionalmente se apostaba más por la vivienda en propiedad, cada vez son más las personas que se decantan por el alquiler, sin embargo, del mismo modo en que tenemos que tener en cuenta ciertos factores antes de comprar una vivienda, también resulta interesante analizar ciertos aspectos cuando nos decidimos por el alquiler, y tanto si eres propietario como si eres inquilino, algo que deberías valorar es si conviene alquilar con o sin muebles.

En Blaunex te contamos cuáles son los pros y los contras de alquilar un inmueble amueblado tanto si eres propietario como si eres inquilino.

Pros y contras de alquilar con muebles para propietarios

Entre las ventajas de alquilar con muebles encontramos:

  • No hay que buscar sitio para los muebles

Dentro de las cosas positivas que puede obtener un propietario que alquila con muebles, es el hecho de no tener que buscar un lugar donde dejar los muebles que tenga en la vivienda.

  • Aumentar las posibilidades de alquiler

Por lo general, las personas que buscan pisos de alquiler suelen decantarse por aquellos que ya están amueblados, para evitar mudanzas y ahorrarse la inversión en inmuebles.

Con respecto a las desventajas:

  • Mantenimiento continuo

Aunque en principio el inquilino tiene que mantener el mobiliario mientras está alquilado, eso no impide que haya un cierto deterioro y que haya que asumir su renovación en un momento determinado.

  • Realizar un inventario

Aunque, como decimos, el inquilino tendría que mantener y cuidar el mobiliario, siempre supone una preocupación añadida y por eso, es conveniente realizar un inventario muy exhaustivo de los muebles y de su estado.

Pros y contras de alquilar con muebles para inquilinos

Por parte de los inquilinos estas son sus ventajas si alquilan con muebles:

  • La mejor opción para corto plazo

Si el inquilino no pretende estar de alquiler durante mucho tiempo, es una opción ideal. Además, de este modo hay más libertad de movimiento y no hace falta realizar mudanzas.

  • Es más económico

Es la opción más útil para cualquier persona que no cuente con demasiado presupuesto, como por ejemplo, los estudiantes.

Y estas son las desventajas:

  • Decoración no personalizada

Entrar a vivir con muebles, implica asumir la decoración que haya en la vivienda, y aunque en ocasiones se puede negociar algún cambio, no se puede dar por supuesto.

  • Hay que mantener el mobiliario

Como decimos, al inquilino le corresponde el mantenimiento del mobiliario y de no ser así, el propietario podría no devolver la fianza.

Comparar listados

Comparar