Un paseo por las plazas de Gràcia

  • hace 2 meses
  • 1

Además de tratarse de uno de los barrios más pintorescos y con más encanto de Barcelona, con su propia personalidad y su magnífica vida cultural, Gràcia cuenta con una gran variedad de plazas que se fueron construyendo a lo largo del siglo XIX, y que forman parte de su historia y de su idiosincrasia.

En Blaunex te invitamos a dar un paseo por las plazas de Gràcia.

Plaza del Diamant

Con un nombre que hace referencia al joyero de profesión que compró el terreno y en cuyo honor se dieron nombre a diferentes propiedades con elementos de joyería, ahora cuenta con fama internacional gracias a la novela homónima de la escritora Mercè Rodoreda. Se trata de un lugar ideal para disfrutar entre semana o en fin de semana.

Plaza de la Vila de Gràcia

Aunque ha pasado por varios nombres, en la actualidad se llama así porque aquí se ubica la sede del Ayuntamiento en el distrito, lo que la convierte en la plaza principal del barrio para poder realizar las diferentes gestiones administrativas.

Plaza del Sol

Es una de las más antiguas de Gràcia y una de las más bonitas, gracias a las viviendas de época y edificios modernistas que se encuentran en esta zona, además de ser el lugar donde se ubica el Cafè del Sol y el Sol Soller, dos lugares que no puedes perderte si vienes de visita. Es el lugar ideal para los vecinos del barrio que la disfrutan en familia o con amigos.

Plaza de la Revolución

Tras la revolución que acabó con el reinado de Isabel II, esta plaza tomó ese nombre, para perderlo durante la dictadura y volver a recuperarlo en la democracia. Lo más interesante de aquí son sus letras escritas en el suelo de la explanada y que hay un refugio antiaéreo de la guerra civil.

Plaza del Raspall

Es la plaza más gitana de esta zona, ya que se encuentra a menos de 100 metros de la plaza del Poble Romaní, aquí se puede observar la riqueza cultural y el mestizaje de ambientes y tradiciones de esta parte del barrio.

Plaza de la Virreina

En su lugar había una finca propiedad del virrey español en Perú que heredó su viuda y desde entonces, se conoce con este nombre. Es una plaza tranquila, ya que es 100% peatonal y de las favoritas de los vecinos.

Plaza de Rovira i Trias

Antoni Rovira i Trias, discípulo de Gaudí y autor de numerosos edificios y construcciones, es quien da nombre a esta plaza junto con su propia escultura en tamaño real.

Plaza del Nord

Al estar más alejada de la zona de ocio es una plaza mucho más tranquila, que recuerda aquellas plazas de pueblo en las que se une la plaza y el parque.

Comparar listados

Comparar